Make & Try

D.I.Y.

Mini-diy: tuneando un vestidito

Muy buenas!

No sé cómo habrá sido vuestro fin de semana, pero el mío ha volado… así, sin previo aviso… Ya debería estar estudiando, y MUCHO, para el examen que tengo en mayo, pero soy incapaz de ponerme… el primer tema es contabilidad… y lo único que se me pasa por la cabeza, cada vez que saco los apuntes, es que no sé cómo fui capaz de estudiarla alguna vez…

En fin, así que, para no estudiar, me pongo a hacer otras cosas, hasta la cama, o zurcir leotardos, si es necesario. Y si no lo es, también.

Total, que desde hace meses tenía pendiente tunear un vestidito de Claudia. Y este fin de semana, me pareció que era importantísimo hacerlo ya.

Pues eso, un vestidito precioso que le regalaron los abuelos Carlos y Luisi, y que ya le quedaba pesquero, pesquerísimo; y además casi no le abrochaba.

Es un vestido de Zara de hace una o dos temporadas, que como es lógico, ya no era su talla…

Pero como me encanta, me resistía a aceptar que ya no se lo podía poner… así que le di alguna vuelta y decidí sacarle el bajo, y los botones, y hacerle un poco de tuning para poder alargarle la vida por lo menos un par de meses.

Me parecía un diy muy simple, y no pensaba escribir un post sobre él. Pero ayer publiqué unas fotillos del vestido en Instagram y gustó mucho la idea, así que he cambiado de opinión y aquí estoy.
Lo he llamado Mini-diy porque me parece tan simple y básico que no lo puedo llamar diy del todo… jejeje

Bueno, pues aquí voy:

Lo primero es descoser el bajo. Aquí lo veis de cerca ya descosido.

Como quería alargarlo todo lo posible, simplemente pegué sobre el remate del vestido, una cinta pequeña de terciopelo morado. Utilicé para ello un pegamento textil.

Después le “saqué” los botones, volviéndolos a coser lo más pegados al extremo.

Es aprox. un centímetro lo que los desplacé, lo suficiente para que ahora le abroche sin problema!

Y por último, le puse un poco de la cinta de terciopelo en el corte que tenía el vestido en el pecho. Esto ya, un poco por decorarlo y que combinara con la que puse en el bajo.

Lo suyo habría sido descoser la costura, meter un poquito la cinta dentro de lo descosido y después coser la costura de nuevo, junto con la cinta. Pero no quería complicarme tanto, así que lo cosí en un extremo, justo en la costura, pero sin descoser ni nada, y después lo fui pegando con el pegamento textil.

Y así queda terminado:

Y así posa la Pirujita con él, para que veáis lo bien que le queda!! ;-D

Como veis, es una idea muy sencilla, pero que espero os inspire para reciclar y aprovechar alguna prenda que tengáis por casa.

Nos vemos pronto! Bss!

 

    • maria
    • 10 abril, 2018
    Responder

    Ha quedado genial , así se le da otra oportunidad al vestido y como ha quedado muy bonito hay que lucirlo , a la modelo le queda genial

      • Maria Viyari
      • 14 abril, 2018
      Responder

      Jajajja! La modelo está guapa con cualquier cosita que se ponga ;-D pero con este vestidito está especialmente bonita!! Y anda que no disfrutó posando!! Muchas gracias por tus palabras, es verdad que es un diy muy facilongo, pero también práctico y fácil!! besitossss

    • Lupe
    • 20 marzo, 2018
    Responder

    Alaaaaaa!!!!!, es poquita cosa, pero mola un montón.Bss

      • Maria Viyari
      • 23 marzo, 2018
      Responder

      Hola Lupe!! Sí, no es mucho…, pero me gustó cómo quedó y quise compartirlo!! A veces lo más simple, tiene su punto!! Un besito grande y gracias siempre por estar ahí!!

Deja un comentario